Estándar FCI Akita

AKITA INU, ESTANDAR DE RAZA

ASPECTO GENERAL:

Perro de talla grande y estructura sólida, bien equilibrado y con mucha sustancia, las características sexuales secundarias bien acentuadas, de gran nobleza y modesto señorío, de constitución fuerte.

PROPORCIONES IMPORTANTES:

La relación entre la altura a la cruz y la longitud del cuerpo es de 10 a 11, pero el cuerpo de las hembras, es ligeramente más largo que el de los machos.

CABEZA:

El tamaño del cráneo es proporcional al cuerpo. La frente es ancha, con una depresión fronto-nasal (stop) bien definida y con un surco nítido, pero sin arrugas. Las mejillas deben de ser moderadamente desarrolladas, el caballete nasal recto, con una nariz grande y de color negro. En el caso de los ejemplares de pelo blanco se permite la coloración encarnada. El hocico es moderadamente largo y fuerte, con una base amplia que se adelgaza hacia la punta, aunque no es puntiagudo. Dientes fuertes con mordida en tijera. Los belfos adherentes.

AKITA INU, LA CABEZA

CABEZA:

El tamaño del cráneo es proporcional al cuerpo. La frente es ancha, con una depresión fronto-nasal (stop) bien definida y con un surco nítido, pero sin arrugas. Las mejillas deben de ser moderadamente desarrolladas, el caballete nasal recto, con una nariz grande y de color negro. En el caso de los ejemplares de pelo blanco se permite la coloración encarnada. El hocico es moderadamente largo y fuerte, con una base amplia que se adelgaza hacia la punta, aunque no es puntiagudo. Dientes fuertes con mordida en tijera. Los belfos adherentes.

OJOS:

Relativamente pequeños, casi triangulares, colocados moderadamente distantes entre sí, de color café oscuro, entre más oscuro mejor.

OREJAS:

Relativamente pequeñas, gruesas, triangulares y ligeramente redondeadas en las puntas, moderadamente separadas entre sí, erguidas e inclinadas hacia delante.

CUELLO:

Grueso y musculoso, libre de papada, equilibrado con la cabeza.

AKITA, EL CUERPO

CUERPO:

Dorso recto y firme, la región renal es amplia y musculoso. El tórax es profundo, el pecho bien desarrollado, las costillas moderadamente bien arqueadas, el abdomen recogido.

COLA:

De implantación alta, gruesa y llevada vigorosamente enroscada sobre la espalda. La punta de la cola casi llega a los corvejones cuando le cuelga hacia abajo.

MIEMBROS ANTERIORES:

Los hombros descienden moderadamente en forma oblicua y deben estar desarrollados, los antebrazos deben ser rectos y de huesos pesados, los codos adheridos al cuerpo.

MIEMBROS POSTERIORES:

Las patas traseras deben de estar bien desarrolladas, ser fuertes y moderadamente anguladas. Pies: Gruesos, redondos, arqueados y con dedos apretados.

ANDADURA:

De movimiento flexible y poderoso.

AKITA, PELAJE Y TALLA

PELAJE:

Pelo: La capa externa debe ser de pelo liso y textura dura, la capa interna debe ser de pelo fino y abundante. La cruz y las caderas deben estar cubiertas de pelo ligeramente más largo. El pelo de la cola será más largo que el que cubre el resto del cuerpo.

Color: Rojo, pimienta, atigrado y blanco. Todos los colores supra citados, excepto el blanco, deben tener «urajiro» (pelo blancuzco a los lados del hocico, en las mejillas, debajo de la mandíbula y en el cuello, en el pecho, abdomen debajo de la cola y de la parte interna de las patas.

TALLA:

Altura de la cruz en los machos 67 cm.; en las hembras 61 cm. Se tolera una diferencia de más-menos 3 cm.

AKITA, DEFECTOS

DEFECTOS:

Cualquier desviación de las anteriores características deberá considerarse como defecto, y se penalizará en proporción exacta a su gravedad. La máscara negra deberá de considerarse como defecto. Las manchas blancas sobre fondo oscuro son tolerables, pero se prefiere la ausencia de manchas. Timidez. Prognatismo o enognatismo. Lengua manchada. Machos femeninos o hembras masculinas. Iris de color claro. Dentadura incompleta. Cola corta.

DESCALIFICACIONES:

Orejas no erguidas. Cola colgante. Pelo largo (tupido) Los machos deberán tener dos testículos de apariencia normal, completamente descendidos en el escroto

¿POR QUÉ ESCOGER SHUN´YOU KENSHA?

En nuestra búsqueda del Akita perfecto no solo tenemos en cuenta la tipicidad de nuestros reproductores, sino que también su carácter y su salud.