Akita

¿Quieres información sobre cachorros de Akita o Shiba disponibles? Contáctame
Akita adulto

AKITA, UNA RAZA MUY EQUILIBRADA

El Akita es un perro de conducta disciplinada. Silencioso, reservado, con un gran autocontrol que hace de él una de las razas más equilibradas. Paciente con los niños. Es capaz de adaptarse a cualquier estilo de vida.

Inicialmente, siempre tienden a mostrarse desconfiados con los extraños. Muestran una actitud reservada. No obstante, se transforma en una fidelidad suma y una actitud protectora hacia su familia.

Son sumamente discretos y silenciosos. Incomparables guardianes. Únicamente ladran cuando es necesario. En Japón existe un famoso dicho popular: “Si tu Akita ladra preocúpate”.

AKITA, UNA RAZA MAJESTUOSA

Desde cachorros, destaca su asombrosa dignidad, mostrándose confiados frente a situaciones desconocidas. En la edad adulta, son perros de aspecto imponente, elegante y majestuoso. Es una raza protegida y un símbolo de buena suerte en Japón.

Todo ello hace que el Akita se esté convirtiendo poco a poco, en una de las razas más prestigiosas de todo Europa. Se dice de quien tiene un Akita, que jamás cambia de raza. Y es que el esplendor y la belleza natural que posee la raza es inigualable.

NUESTRA META EN LA RAZA

En nuestra búsqueda del Akita perfecto, no sólo tenemos en cuenta la tipicidad de nuestros reproductores, sino que además valoramos mucho su carácter y salud. Es un perro maravilloso. Aunque, como el resto, padece ciertas enfermedades típicas de la raza como la sebadenitis, el VKH o la displasia. Cuando una raza se pone de moda, como ha sucedido con la película de “Hachiko: Siempre a tu lado”, se pone en riesgo la integridad de la misma. Hace que aumente la demanda y crecen los sitios donde adquirir cachorros nada recomendables.
Nuestra gran trayectoria en la raza nos hace conocer las líneas de sangre problemáticas y descartarlas. Además, somos los criadores pioneros en realizar pruebas de salud como displasia u ojos a nuestros ejemplares.

NUESTRA ÉTICA DE CRÍA

Siempre tenemos claro que, un gran campeón es un perro, ante todo, sano y equilibrado. El carácter es una pieza fundamental criar excelentes ejemplares. La mayor parte de la personalidad que tendrá un cachorro la hereda de sus padres.

La impronta materna y el programa de vacunación es otro de los puntos en los que somos inflexibles. Ningún bebe saldrá de nuestra casa con menos de tres vacunas y con casi tres meses de edad. Insistimos en que los futuros propietarios vengan a conocer nuestros perros sin compromiso. Podrán ver, entre otras cosas, su fantástico carácter. Conocerán, de primera mano,el hogar de nuestros Akitas y Shibas. Nuestro hogar.

Y todo esto, a pesar de que el Akita en España está considerado Perro Potencialmente Peligroso (PPP). Otro motivo más para priorizar en nuestra crianza la selección del carácter. Verdaderamente, es una raza muy dominante con otros perros, pero excelentes con las personas.

¿POR QUÉ ESCOGER SHUN´YOU KENSHA?

En nuestra búsqueda del Akita perfecto no solo tenemos en cuenta la tipicidad de nuestros reproductores, sino que también su carácter y su salud.